Saltear al contenido principal
4 causa comunes del mal aliento y de cómo tratarlas

4 causa comunes del mal aliento y de cómo tratarlas

Si estamos hablando en el ámbito higiénico, el mal aliento probablemente obtiene el segundo o tercer lugar de las peores cosas que nos pueden suceder – diríamos el primer lugar, pero puede sonar muy dramático. Una boca con mal aliento es una pesadilla porque todos alrededor de nosotros puede sentirlo menos usted. Así que mientras usted sin problema bosteza en el bus a su trabajo, usted se sorprenderá con todas las miradas de desaprobación que tendrá. Aunque no es siempre el caso, una mal higiene bucal es lo que la mayoría de las personas asocian con el mal aliento. Sin embargo, las razones van más allá y aquí le dejamos las 4 causa más comunes.

La ciencia detrás del mal aliento

La razón por la cual el mal aliento es humillante es porque es la fuente de producto bacterias en la boca. Rastros de comida para las bacterias es lo que para nosotros sería un banquete real, esto significa que las bacterias están por multiplicarse para hacer de la ocasión una verdadera fiesta inolvidable. Como resultado la descomposición de los carbohidratos y azucares, las bacterias liberan compuestos de sulfuro que este producto tiene un olor repugnante.  Cuando toso es fiesta y diversión para los microorganismos no podemos decir lo mismo que es para los que están a su alrededor.

Otra causa para el mal aliento pueden ser algunos tipos de alimentos. El ajo y las cebollas son notorios en este campo del mal aliento. Un gran inconveniente después de haber disfrutado un gran plato de pasta al pesto. Bueno, resulta que el ajo nos hace liberar gases de sulfuro el cual el intestino o el hígado no pueden metabolizar. Como resultado, este viaja de regresó a la boca y libera el muy profundo hedor.

 

¿Qué causa el mal aliento?

1 – Pobre higiene bucal

Si rastreamos en la historia el estigma del mal aliento, estoy segura que este es la raíz del problema.  Aunque no siempre es la raíz del problema, es el más prevalente a iniciarlo. Si no lavamos nuestros dientes dos veces al día, estamos creando el hogar con el ambiente perfecto con buena provisión de alimento para las bacterias. Así como mencionamos anteriormente los rastros de alimentos entre los dientes cuando son consumidos por las bacterias pueden producir un horrendo hedor.

Para prevenir esto, lave sus dientes dos veces al día por dos minutos, use hilo dental, y utilice enjuague bucal aprobados por la Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en ingles)

2 – Dientes torcidos

Este es la mayor incomodidad y fuente de frustración. Aunque usted tenga un estricto régimen de higiene bucal, las grietas y huecos hacen que sean lugares perfectos para el escondite de alimentos. La alineación de los dientes torcido puede hacer difícil el trabajo para las cerdas del cepillo dental o incluso el hilo dental pasen por cada centímetro cuadrado de su diente. Dejando partículas de aliento que estimula la proliferación de bacterias.

Para tratar esto, usted deberá de considerar un ortodontista para arreglar el lineamiento de sus dientes. Visite a su dentista para discutir como usted puede re alienar sus dientes adecuadamente y eliminar el problema que este produce.

3 – Resequedad bucal

La saliva juega un papel más significativo en el estado en general de nuestra boca de lo que le damos crédito.  Algunas de sus funciones diversas incluyen el neutralizar los ácidos que producen las plaquetas y lavar las células muertas acumuladas en la parte de atrás de la lengua el cual tienden a descomponerse y formar el mal aliento.

La causa de la resequedad bucal incluye el consumo de alcohol, algunas enfermedades o medicamentes. El consumir agua regularmente y consumir gomas de mascar libres de azucares o caramelos pueden estimular la producción de saliva.

4 – Comidas en particular

Así como explicamos anteriormente, ciertos alimentos producen gases sulfúricos el cual no pueden ser digeridos por el intestino e hígado y por eso estos regresan a la boca para hacer de nuestra vida más difícil. Desafortunadamente, nadie va a confundir el olor de estos productos por la vainilla. Usted deberá de abandonar su comida favorita por un mejor bienestar.

Si usted tiene un gran evento pronto, entonces usted querrá mantenerse alejado de los siguientes alimentos:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Atún enlatado
  • Productos lácteos

 

En Resumen

El tratar con el mal aliento depende de muchos factores. En algunos casos directos, y específicos cambios en los hábitos higiénicos pueden eliminar el problema completamente. Incorporando una buena rutina de higiene bucal que consiste en lavar sus dientes por lo menos dos veces al día, uso de hilo dental, y el uso de enjuague bucales aprobados por las ADA. Manténgase hidratado y consuma gomas de mascar y caramelos libres de azúcar para mantener la producción de saliva y prevenir la resequedad bucal.

Para algunas personas, el simple cuidado dental no será suficiente. Usualmente, es debido a dientes torcidos y partículas de alimentos que se encuentran entre los dobleces. Para situaciones como estas, la única opción para deshacerse del mal aliento es la realineación de los dientes. Si usted desea saber más acerca de la ortodoncia, contáctenos, y será un placer ayudarle a responder sus inquietudes.

Volver arriba