Saltear al contenido principal
La Ciencia del Envejecimiento y el Cómo Evitarla

La Ciencia del Envejecimiento y el Cómo Evitarla

Si consideramos como cambas en blanco pintadas por las manos del tiempo con los colores de las memorias, la noción del envejecimiento no podría envolvernos como una sabana de aprensión tiradas por el fino hilo de nostalgia.

Desafortunadamente, así como las rosas, nos debilitamos y marchitamos con el paso de los años, y los detalles de nuestra vida, lo mundano y lo intoxicante, lo trágico y lo mítico; será documentado en los dobleces de nuestras arrugas. El envejecimiento, desbordándose de historias e ingenio, la sabiduría adquirida por las experiencias personalmente vividas y las aventuras de los primeros años de vida, y el velo por la fragancia que muestras los años, aunque los atributos son respetados no son suficiente para compensar la juventud perdida.  

¿Por qué los humanos envejecen, pero mas importante, por que le tememos? Para poder explicar nuestros miedos sin ser parcial y poder discutir talvez la teoría mas prevaleciente relacionada con el miedo inevitable del ser humano, debemos de primero entender que nuestros miedos naturalmente no son inducidos por la vanidad, pero mas bien por la razón natural de gastar nuestra genética y de los efectos abrumadores que es el perderlos.

¿Por qué envejecemos?

En la búsqueda de entender los fundamentos del fenómeno del envejecimiento son infinitos. El néctar de dichos estudios en el concepto de envejecimiento puede ser resumido en un lenguaje común, así como el rápido porcentaje de las células que son destruidas en comparación con la producción de nuevas células. Por lo consiguiente, el desgaste y las lágrimas del tiempo se acentúan con el tiempo.

En términos bilógicos, el envejecimiento esta grandemente ligado con los telómeros. Los telómeros son genes que están codificados en la cola de los cromosomas en ambos lados. Los eventos naturales de la vida gastan los telómeros, y el proceso es acelerado en la presencia de las hormonas de estrés.

Anteriormente, aunque su propósito es el proteger el gen, los telómeros son ahora asociados y responsables con el envejecimiento. La teoría sugiere que los telómeros codifican los genes que controlan el envejecimiento. La relación se establece en los efectos mutuos de las hormas de estrés en ambos telómeros y el envejecimiento.

Los bajos rangos de regeneración de células y el efecto de la gravedad en el tejido y células resultan en la aparición de las arrugas.

¿Por qué le tememos a envejecer?

Le tememos a la vieja edad, no por la pérdida de la belleza, así como mucho tendemos a pensar. El consumidor miedo al envejecer es acelerado por el abrumador sentimiento de propósito perdido. Aunque inevitable, retirarse, y sucumbir al orden natural de los eventos en la vida requiere de fuerza que no muchos estamos dispuestos a construir. En camio, por ahora el perseguir los rastros y asegurarnos que del brillo de la juventud se preserva parece ser la opción a seguir.

Puede ser, que el envejecer no es acerca de perder tanto como deseamos pensar. Puede ser la eminencia del conocimiento sentimental. Puede ser que nuestro concepto y miedo a envejecer se influenciado dramáticamente por los medios.

A pesar de los hechos y de las medias verdades, ya sea que usted escoja el darle la bienvenida a la edad con brazos abiertos, o encuentre la protección con el escudo de la cirugía estética para protegerse del trabajo del tiempo, ciertamente no hay vergüenza en ninguno.

Remedios para el envejecimiento

Mientras que el objetivo de alterar la genética es un trabajo en progreso, tratamientos alternativos que contra tacan el impacto del tiempo ene le rostro para borrar los síntomas del envejecimiento han surgido. Descuido de los avances en el campo médico, aquellos interesados en el rejuvenecimiento han perdido interés en las soluciones convencionales de las cirugías.

Sin embargo, los tratamientos modernos son naturales y menos hostiles. Los rellenos dérmicos y la terapia PRP son por el momento los tratamientos ideales. Los rellenos dérmicos son inyecciones que constituyen la aparición natural de ácido hialurónico para agregar volumen en las áreas a tratar y revertir las arrugas. La terapia PRP, del otro lado, son inyecciones compuestas por factores de crecimiento extraídas del paciente para acelerar la producción de colágeno. Puestos juntos, la terapia PRP y los rellenos de ácido hialurónico pueden hacer maravillas en el rejuvenecimiento de las células y el tejido del cuerpo y el cuerpo.

Contacte Vera Clinic

Para saber mas acerca de los procedimientos de anti vejes, haga su cita en línea en consultas con Vera Clinic.

Volver arriba